Verbos en español con doble participio

Comúnmente podemos clasificar los verbos en dos grupos basándonos en la forma cómo se conjugan: regulares e irregulares. En la forma del participio de los verbos los regulares son aquellos a los que se le añade un sufijo «-ado» o «-ido», ejemplo: olido, comido, amado, besado. Por otro lado, los participios irregulares se forman con las desinencias «-cho», «-to» y «-so», ejemplo: dicho, roto y preso.

Si bien la gran mayoría de los verbos pertenece a un grupo u otro, con el paso del tiempo el idioma ha ido evolucionando y se han ido añadiendo excepciones a la regla. A día de hoy, el español cuenta con tres verbos que tienen doble participio, palabras con doble participio que son: imprimir, freír y proveer.

VERBOPARTICIPIO REGULARPARTICIPIO IRREGULAR
ImprimirImprimidoImpreso
FreírFreídoFrito
ProveerProveídoProvisto

Los 3 verbos anteriormente mencionados se pueden conjugar en participio tanto en su forma regular como irregular, ambas están aceptadas por la Real Academia Española. A continuación te muestro algunos ejemplos de cómo quedarían estas palabras con doble participio en una oración:

  • He impreso el reporte de 10 páginas / He imprimido el reporte de 10 páginas.
  • Nunca he freído pollo / Nunca he frito pollo.
  • Me han proveído de todo lo que necesito / Me han provisto de todo lo que necesito.

Como puedes notar, en cada uno de los ejemplos el uso del participio regular es intercambiable con el participio irregular, quedando a total decisión de cada uno cómo conjugar estos tres verbos que forman parte del grupo de palabras con doble participio.

Errores comunes en el uso del participio

Es importante tener en cuenta que imprimir, freír y proveer son los únicos verbos en todo el idioma español con estas características. Sin embargo, en mayor o menor frecuencia, nos encontramos con que algunas personas suelen equivocarse a la hora de conjugar verbos como poner, escribir, caber y saber. Sus participios verbales correspondientes son: puesto, escrito, cabido y sabido; por otro lado, bajo ningún contexto es aceptado el uso de ponido, escribido, cupido y supido como formas válidas del participio verbal.

seguir leyendo:  Cual o cuál

Ojo, el uso de escribido es aceptado solamente en la locución adjetiva de sentido irónico «leído y escribido», que significa ‘instruido o que presume serlo’. Y cupido no es una forma verbal, sino un nombre propio quien, en la mitología romana, es el hijo de venus, dios del amor.

Adjetivos procedentes de participios

Ya para finalizar, cabe mencionar que en el español también tenemos lo que se llama adjetivos procedentes de participios, los cuales no utilizamos para crear oraciones en tiempos compuestos o en voz pasiva, a diferencia de los participios verbales. Algunos ejemplos de adjetivos procedentes de participio son atento (atender), abstracto (abstraer), confuso (confundir), correcto (corregir) y contracto (contraer).

Es importante no confundir los adjetivos procedentes de participios y los participios verbales. Como mencionamos anteriormente, los participios verbales sirven para formular oraciones en tiempos compuestos y en voz pasiva. Algunos adjetivos sí que se usaban como participios verbales en el pasado, pero dejó de ser así hace ya mucho tiempo.

También te podría interesar: Contracciones en español: Cuáles son, usos y ejemplos.
Compartir no cuesta nada...