Nombres propios y sustantivos impropios (Definición y ejemplos)

Es muy importante saber determinar cuáles son los nombres propios y los sustantivos impropios (o comunes) para hacer un buen uso gramatical del lenguaje. En este artículo veremos la definición de cada uno de estos, de qué modo diferenciamos uno del otro y ejemplos para cada uno, ¡comencemos!

Nombres propios

Los nombres propios son aquellas palabras que utilizamos para referirnos a personas, aunque estos también pueden ser usados para referirse a animales o cosas siempre y cuando estas tengan un nombre designado. Dentro de los nombres propios también entran el nombre de países, ciudades, estados, continentes, planetas, nombres de libros, cuadros, esculturas, marcas de productos… y la lista sigue. En otras palabras, estas palabras son los nombres o títulos dados en todos los casos anteriores.

También es de tener en cuenta que un nombre propio siempre debe comenzar con letra inicial mayúscula, y que un nombre propio comenzado con el artículo «el» nunca debe combinarse con la preposición «de»; de modo que, en este caso, siempre escribiremos «de El» y no «del«, ejemplos: de El Salvador, de El Cairo, de El Grito, entre otros. La única excepción a esta regla es cuando un nombre propio designa un sobrenombre o apodo, ejemplo: del Greco.

Ejemplos de nombres propios

Seguro que la definición de nombres propios te resulta más fácil de entender con los siguientes ejemplos:

AnaAlberto
JuanMarcos
EspañaArgentina
ChelseaBerlín
MiriamVenus
AndorraEl Grito
VictorParaguay
MéxicoAmérica
EverestLos Alpes
CarlosDiego
DominguezRepública Dominicana
El SalvadorSanto Domingo
FuentesMarte
Estados UnidosBrasil
(fosa de las) MarianasÁlvarez
AntonioAlvarado
PauloPolonia
NeptunoDolores
GutierrezFendi
HerreraDolce & Gabanna

Sustantivos impropios o comunes

Los sustantivos impropios (también llamados «sustantivos comunes«) de igual modo nombran a animales y cosas, pero de modo más general; así como a personas, pero solamente cuando hablamos de un apodo o sobrenombre y no de su nombre real, ejemplo El Chapo. Podemos afirmar que todo aquel que no es nombre propio, es designado como sustantivo común o impropio. A diferencia de los nombres propios, estos se escriben en minúscula.

Ejemplos de sustantivos impropios

carrocasa
melónsandía
perroloro
callerueda
cintacuerda
cancióntecla
tiendaaire
aguazapato
tierraespacio
niñoadulto
viejobebé
cartóncemento
comidahamburguesa
corcelcésped
perolamanija
máscaracabello
anillocadena
portóncubeta
anteojosventilador
motocicletagorra
Compartir no cuesta nada...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *