Diferencia entre traductor e intérprete / traducir e interpretar

El buen uso del lenguaje es muy importante para dar una buena imagen y, por supuesto, con «buen uso del lenguaje» también nos referimos a emplear los términos (es decir, palabras) de la manera correcta. Su importancia no solamente es para denotar un buen manejo del mismo o dar una buena imagen en situaciones donde lo amerite (por ejemplo, en el ámbito profesional), sino también para evitar confusiones en el mensaje que queremos dar.

Durante un tiempo he trabajado como intérprete y, debo confesar, antes de ello apenas tenía una idea vaga de lo que un intérprete hace realmente. La duda se intensificó cuando se me hizo la pregunta si sabía la diferencia entre un traductor y un intérprete, solamente me quedó decir que no y escuchar. Puede ser que esto mismo (o al menos algo similar) te haya pasado a ti, o también puede ser que no y simplemente estés aquí por curiosidad. Sea cual sea tu caso, aquí estás, para aprender cuál es la diferencia entre un traductor y un intérprete.

Primero que nada: ambas profesiones requieren que la persona que se especializa en alguna de ellas maneje con fluidez un mínimo de 2 idiomas. Esto hace que ambos términos sean muy semejantes, y a menudo utilizados como sinónimos, pero te adelanto: no lo son.

A resumidas cuentas, la diferencia radica en que un intérprete se especializa en trasladar información de un idioma a otro de manera verbal (o incluso en lenguaje de señas), mientras que un traductor lo hace de manera escrita.

También te podría interesar: Países y regiones donde se habla inglés.

Aptitudes de un traductor y un intérprete

La similitud entre ambas profesiones hacen que una persona que trabaja en unos de estos ámbitos pueda, con facilidad, desempeñarse en el otro, eso sí, para cada una de estas profesiones es importante el desarrollo de ciertas habilidades.

seguir leyendo:  Guion o Guión ¿Cómo se escribe correctamente?

En el caso de un traductor, una de las habilidades más importantes es el manejo adecuado de los signos de puntuación y, sobre todo, acentuación. Un extra podría ser que sea muy hábil con el teclado, es decir, que pueda escribir la mayor cantidad de palabras en la menor cantidad de tiempo, para agilizar el trabajo. Esto último es mejor aún si trabajas de manera independiente (como feelancer).

Por otro lado, en un intérprete el uso correcto de los signos de puntuación y saber acentuar las palabras no es algo que se utilice en el día a día laboral. Con eso no quiero decir que debas cometer «horrores ortográficos», sino que no haces uso de esto en la medida que un traductor lo hace.

Lo más importante para un intérprete es la capacidad de retener, procesar y trasladar información de un idioma a otro. Para ello se entrena la memoria a corto plazo y, en algunos casos, se puede hacer uso de incluso otras herramientas como de papel y lápiz para tomar notas, pero eso sí, siempre de manera rápida y lo más resumido posible.

También te podría interesar: ¿Cuándo debo poner tilde a una palabra?
Compartir no cuesta nada...