El Punto: Definición, tipos de puntos y sus usos

El punto (.) es un signo de puntuación que se utiliza mayormente para indicar la culminación de una idea para dar paso a una nueva, la cual puede darse tanto dentro de un mismo párrafo, como para comenzar uno nuevo. Asimismo, el punto se utiliza con otros fines, como los que veremos a lo largo de este artículo.

El punto generalmente indica una pausa más larga que la coma (,) y que el punto y coma (;). A diferencia de otros signos de puntuación, después del uso del punto (bien sea punto y seguido, punto y aparte o punto y final) la palabra siguiente siempre se escribe en inicial mayúscula.

Tipos de punto

El punto, bien como mencionamos al principio del artículo, se utiliza mayormente para culminar una idea y empezar una nueva, esta es la finalidad del punto y seguido y el punto y aparte, a diferencia del punto y final que se utiliza para dar fin a toda la redacción.

Los tipos de puntos que existen son: punto y seguido, punto y aparte y punto y final. La función de cada uno depende de donde se sitúe dentro de un texto o redacción.

Punto y seguido

El punto y seguido se emplea para separar enunciados dentro del mismo párrafo, lo que quiere decir que el nuevo enunciado siempre debe ir en la misma línea del anterior. Es común hacer uso de este cuando se están expresando dos ideas distintas, pero dentro de un mismo tiempo y espacio.

Ejemplos:

  1. Anoche vi la nueva película de terror. Era escalofriante.
  2. Por la mañana fui al supermercado. Resulta que me encontré con Verónica.

Punto y aparte

El punto y aparte se emplea para separar dos párrafos, lo que también significa que se cambia de contexto. Al momento de redactar un informe es aconsejable dejar una sangría (un pequeño espaciado) al iniciar un nuevo párrafo.

Ejemplo:

  1. La semana pasada fuimos de campamento, pero nunca imaginamos lo que iba a pasar.
    Al día siguiente, por la mañana, comenzamos a escuchar ladridos, lo que nos pareció extraño dentro de un bosque. Pronto nos dimos cuenta que era nuestro perro que se había extraviado.

Punto y final

El punto y final se emplea para culminar en su totalidad un apartado, un capítulo o un texto. Este es colocado al final del último párrafo.

Ejemplos:

  1. Y esa fue la historia de como tu madre y yo nos conocimos.
  2. Esa fue la última, no más preguntas.

Artículo Relacionado: El uso de la diéresis – Reglas de la diéresis.

Otros usos del punto

Además del punto y seguido, el punto y aparte y el punto y final; también se utiliza el punto con otros fines, tales como los puntos suspensivos, para abreviaturas, siglas, entre otros.

Puntos suspensivos

Los puntos suspensivos es un signo de puntuación formado por tres —y solo tres— puntos consecutivos (…), llamado así porque entre sus usos principales está el de dejar en suspense el discurso. Los puntos suspensivos suponen una interrupción de la oración en un final impreciso, de igual modo se emplean cuando el lector ya tiene una idea de lo que podría haber pasado o una secuencia (tal como en una enumeración).

Ejemplos:

  1. Comenzó a contar: 1, 2, 3, 4…, y así hasta que llegó a cien.
  2. – ¿Por qué has venido?
    – Tú ya sabes a lo que he venido…
  3. ¡Ay, si yo fuera tú…!

Punto en abreviatura

Una abreviatura es la representación gráfica reducida de una palabra en la que se han excluido letras o sílabas con el fin de acortar la escritura de cierto término o expresión. Generalmente se escribe punto después de la abreviatura.

Ejemplos:

  1. Lea el art. 105 de La Constitución.
  2. Paquete para el Sr. Cárcamo.
  3. El artículo completo se encuentra disponible en la pág. 45.

Ojo, los símbolos de la tabla periódica: He (Helio), C (Carbono); o de medición: km (kilómetro), cm (centímetro), no se consideran abreviaturas, por lo que no se coloca punto en ellos.

Punto en siglas

Las siglas son palabras formadas por el conjunto de letra iniciales de los términos principales de una organización compleja. El uso de las siglas para instituciones debe ir escritas en mayúsculas: ONU (Organización de las Naciones Unidas), UNESCO («United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization», en español «Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura»). Por otro lado, las siglas también pueden representar acrónimos que, en cuyo caso, se escriben en minúsculas: ovni (objeto volador no identificado), sida (síndrome de inmuno deficiencia adquirida).

Contrario a lo que muchos suelen pensar: las siglas no van separadas por punto, a no ser que todo el enunciado esté escrito en mayúsculas.

Ejemplo:

  1. La OMS aconsejó no salir de casa
  2. LA O.M.S ACONSEJÓ NO SALIR DE CASA

Artículo Relacionado: Siglas y acrónimos: definición, ejemplos y diferencias.

Punto en expresiones numéricas

El punto también puede utilizarse en expresiones numéricas, ya sea para separa millares, o para indicar decimales.

El uso de uno u otro tiene que ver con la región geográfica, por ejemplo en México se utiliza la coma para separar millares y el punto para los decimales, mientras que en Argentina es al contrario, siendo así el punto para los millares y la coma para los decimales. Sin embargo, lo recomendable es utilizar el punto para separar los millares y la coma para los decimales.

Ejemplos:

  1. Serán necesarios 3.300 m³ de agua para mover esa turbina.
  2. Señor, su deuda con el banco es de 1.250€.

Usos incorrectos del punto

Es muy común ver el uso incorrecto del punto dentro de enunciados. Algunos usos incorrectos del punto son en:

  • Enunciados de mensajes publicitarios.
  • Títulos y subtítulos.
  • Titulares de prensa.
  • Índices generales y/o de contenido.
  • Después de signos de exclamación o interrogación.
Compartir no cuesta nada...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *